logoester1
logoester10
Jueves, Abril 17, 2014

Nuevos cierres de Iglesias en Banda Aceh

La provincia de Aceh, en Indonesia, es de una mayoría musulmana aplastante, 4.400.000 habitantes profesan ser islámicos, apenas 50.000 evangélicos y poco mas de 3000 católicos y un número indeterminado de habitantes que practican cierto tipo de animismo. Aceh es una provincia del mayor país en número de musulmanes del mundo, Indonesia, donde aproximadamente se radican 210.000.000 millones de practicantes de la fe de Mahoma en varias de sus ramas o vertientes, la corriente más seguida es la Shafi´i, que se caracteriza por ser de las más moderadas en su trato con otras confesiones, sin embargo desde la independencia de los holandeses, corrientes mas “radicales” no ha dejado de crecer en el país. Fruto de las presiones de estos grupos islámicos más radicales las autoridades civiles de la provincia de Aceh. Illiza Sa´sduddin Djamal, teniente de alcalde de Banda Aceh, la capital de la región, invitó a pastores de nueve iglesias a una reunión que resultó ser una verdadera “emboscada”, en esa reunión los pastores ser vieron “obligados” a aceptar un “acuerdo” por el que se veian abocados a cesar toda actividad en sus iglesias por carecer de los permisos oficiales para realizar actividades de carácter religioso de forma legal y de acuerdo a la normativa imperante en esa región de Indonesia.

La excusa dada por el gobierno de la provincia fue que “El acuerdo fue proyecta como una medida para proteger la seguridad de las minorías religiosas”, aunque en la practica obliga al cierre de la iglesia. Los líderes firmaron el “acuerdo”, porque el funcionario que les atendión del dijo que de no firmar el acuerdo, el gobierno no se haría responsable de la seguridad de sus templos, ni de los asistentes a los mismo, en una velada pero clara amenaza. Las nueve iglesias se encuentran registradas en el “departamento Indonesio de Religiones”, pero el gobierno local tiene la atribución de poder exigir una “licencia local” que por los requisitos que incluye es prácticamente imposible de lograr, tratándose finalmente de una norma que puede aplicarse de “manera selectiva” con aquellas iglesias o congregaciones que se quiera cerrar, además el cumplimiento de esas normas locales, tampoco garantiza en ninguna manera el funcionamiento de las iglesias. Todo constituye un autentico “entramado legal” que permite a los islamistas radicales forzar el cierre de iglesias.

Las dificultades parten de un acuerdo firmado en 1979 y 2001 entre musulmanes y cristianos, que permitía la apertura de “una única iglesia” por distrito. Ese acuerdo es previo al crecimiento de la iglesia en el país, que ha propiciado la apertura de un mayor número de Iglesias. Lo que el gobierno pretende ahora es que las iglesias cerradas se reúnan en las cuatro iglesias “oficiales” para sus cultos dominicales. Esa solución es muy complicada, porque según los representantes de las iglesias: “no es factible, debido a que estas congregaciones son de culturas diferentes”

El “movimiento social” que “exige” el cierre de las iglesias está comandado por la FPI (Frente de Defensores Islámicos) de un fuerte carácter extremista. Un portavoz del FPI avanzó que sus miembros “mantendría vigilancia sobre las iglesias ilegales que violen el acuerdo”. Ni el FPI, ni el gobierno se muestran dispuestos a considerar el hecho de que las iglesias ahora cerradas llevan años realizando sus funciones sin ningún tipo de altercado o problema, aunque esto parece estar en vías de cambio. El pastor de uno de los templo cerrados ha manifestado “El ambiente religioso de la ciudad es tenso, y no sabemos dónde vamos a ir el domingo para el culto”.

La situación parece tener pocos visos de solucionarse favorablemente para las iglesias. Otro de los pastores decía: “Estamos confundidos. El gobierno debe darnos alguna solución”, pero el gobirno regional no parece estar por la labor. Aceh es la región de Indonesia donde la mayoría musulmana resulta mas “aplastante”, y de hecho esta parcialmente regida por la “Sharia”, y por unas leyes locales, especialmente el reglamento gubernativo nº 25/2007 que hace muy difícil la apertura de una iglesia, pues se exige que la solicitud vaya acompañada de las firmas de al menos 150 fieles que adjunten copias de sus documentos de identidad, además de la “recomendación” de al menos 120 residentes locales no miembros de la iglesia. En un lugar con una mayoría musulmana tan alta, con una radicalización extremista en auge, y con la Sharia en funcionamiento, los requisitos se convierten en prácticamente imposibles.

Las nueve iglesias bajo cierre son: Iglesia Pentecostal de Surabaya (Gereja Pentakosta Pusat Surabaya), la Iglesia Bethel de Indonesia (Gereja Bethel Indonesia), la Iglesia Pentecostal de Indonesia (Gereja Pentakosta di Indonesia), la Congregación Cristiana de Indonesia (Jemaat Kristen Indonesia), la Santa Iglesia Cristiana de Indonesia (Gereja Kristen Kudus Indonesia), la victoria de la Iglesia Fe de Indonesia (Gereja Kemenangan Iman Indonesia), y la Iglesia Cristiana el Tabernáculo de David (Gereja Kristen Kemah Daud). Ests fueron “precedidas en Mayo por 17 iglesias en Singkil, otra localidad de Aceh.

La presión sobre los cristianos va en continuo aumento, y se teme que el cierre de estas iglesias sea sólo un paso previo al “ataque” a los creyentes critianos de Aceh, una comunidad que se ve continuamente presionados por el FPI que exige que el gobierno “cierre inmediatamente” cualquier centro de culto que no sea musulmán. Los ataques a iglesias, su cierre forzado, y en casos los incendios, se están haciendo más y más habituales. Las iglesias cerradas no pueden reabrirse, ni aún contando con el fallo favorable de tribunales y jueces, incluso del Tribunal Supremos de Indonesia.

Poco podemos hacer desde la tolerante Europa, el espíritu de pluralidad y tolerancia del que aquí hacemos gala, no tiene ningún valor en países como Indonesia, donde a pesar de su historia de tolerancia religiosa, esta a tornado en intolerancia, presión y persecución de los no musulmanes. Poco podemos hacer, quizás recordar las palabras de Jesús cuando dijo “Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.”

Poco podemos hacer, quizás pelear de rodillas, en el espíritu, una batalla que nuestros hermanos indonesios deben pelear en la carne. No olvidemos orar por aquellos que día tras día se arriesgan a pagar con su sangre, el haber creído en Jesús como salvador y Señor. Y no olvidemos dar gracias por vivir en un país, donde con todas las dificultades que puedan ponerse, aún es posible abrir iglesias para predicar el mensaje de Jesús a todos los que quieran oir. Otros no gozan de esa ventaja.

Puede dejar sus comentarios u opiniones pinchando en “escribir un comentario”. Estos serán examinados por la redacción de KERIGMAonline y serán publicado siempre que no contengan insultos, faltas de respeto o comentarios ajenos a la línea de conversación.

(FUENTE: ChristianNewsToday.com)

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Categoría padre: Artículos
Categoría: Actualidad